<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19065868\x26blogName\x3dEl+libro+de+los+abrazos\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://manuelagaldon.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://manuelagaldon.blogspot.com/\x26vt\x3d8314978264647183241', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

lunes, mayo 22, 2006

Las metamorfosis

LAS METAMORFOSIS de Publio Ovidio Nasón (42 a.C.-19 d.C).

http://www.artehistoria.com/historia/personajes/4680.htm

Poema épico latino en hexámetros. La obra comprende, en más de doce mil versos, la narración de doscientas cuarenta y seis fábulas metamórficas, dispuestas cronológicamente, desde el Caos hasta la transformación en estrella de Julio César.

En esta rica acumulación de fábulas y personajes adquieren relieve figuras expresivas y que con justo motivo se han hecho inmortales, como Dafne.En la mitología griega Dafne (en griego Δάφνη, «laurel») era una dríade (ninfa de los árboles), hija del dios río Ladon de Arcadia con Gea o del dios río Peneo de Tesalia. Dafne fue perseguida por Apolo, a quien Eros había disparado una flecha dorada para que se enamorase de ella, pues estaba celoso porque Apolo había bromeado sobre sus habilidades como arquero, y también afirmaba que el canto de éste le molestaba. Dafne huyó de Apolo porque Eros le había disparado a su vez una flecha con punta de plomo, que provocaba desprecio y desdén. Durante la persecución, Dafne imploró ayuda al dios del río Peneo, quien la transformó en laurel, árbol que desde ese momento se convirtió en sagrado para Apolo.

Garcilaso de la Vega, http://www.garcilaso.org/, se inspiró en esta metamorfosis para componer este soneto:

SONETO XIII
A Dafne ya los brazos le crecían

y en luengos ramos vueltos se mostraban;

en verdes hojas vi que se tornaban

los cabellos que al oro escurecían;

de áspera corteza se cubrían

los tiernos miembros que aun bullendo estaban;

los blancos pies en tierra se hincaban

y en torcidas raíces se volvían.

Aquel que fue la causa de tal daño,

a fuerza de llorar, crecer hacía

este árbol, que con lágrimas regaba.

¡Oh miserable estado, oh mal tamaño,

que con llorarla crezca cada día

la causa y la razón por que lloraba!